Pilar y las consecuencias del temporal

Región 09/04/2014 Por
Las lluvias registradas durante la noche del lunes y la madrugada del martes provocaron prolongados cortes de energía, anegamiento de calles y el reparto de bolsas de arena, por parte de personal comunal, para evitar el ingreso del agua en domicilios

Las intensas lluvias que se vienen registrando en la región siguen afectando a localidades en los distintos departamentos del territorio provincial causando serios inconvenientes.

La localidad de Pilar no estuvo exenta de los padecimientos que se viven en las últimas horas con motivo de los intensos registros de lluvias que ocasionan serios problemas en materia productiva, en la zona rural, como en la actividad cotidiana que tiene lugar en la urbana.

La tormenta que tuvo lugar durante la noche del lunes y la madrugada del martes, sumado a la acumulación de agua provocada por las lluvias que vienen afectando a la región durante el último trimestre, provocaron que la parte oeste de la localidad se vea seriamente afectada provocándose el anegamiento de muchas de las calles de ese sector, sumado a prolongados cortes de energía eléctrica.

La subida del agua hizo que de inmediato personal de la comuna de Pilar, con la colaboración de Bomberos Voluntarios, realicen la entrega de bolsas de arena para evitar el ingreso del agua a las viviendas.

En horas de la mañana, pasadas las 8 y cuando parecía que el tiempo mejoraba, una nueva, aunque pequeña lluvia, se precipitó sobre la localidad generando la preocupación de los vecinos. Por suerte rápidamente el tiempo mejoró y todo volvió a la normalidad.

 

Preocupación en la zona rural    

Sin dudas que el sector más afectado del distrito de Pilar pertenece a la zona rural, sector sur oeste, donde hay campos con mucha agua en su interior. Tal es el caso que el acceso que va hacia esa zona está totalmente incomunicado lo que dificulta la salida de la producción tambera.

Según afirmaron vecinos de la localidad ya hay tambos que han trasladado los animales y se prevén serias pérdidas en materia productiva. Habrá que esperar que baje el agua para evaluar la situación.