En ocho meses hubo 328 personas fallecidas en accidentes

Santa Fe 03/12/2012 Por
Las cifras pertenecen a la Agencia Provincial de Seguridad Vial y contabilizan las víctimas fatales en siniestros viales ocurridos entre enero y agosto de este año, en todo el territorio provincial. Según las últimas estadísticas difundidas por la Agencia Provincial de Seguridad Vial, 328 personas murieron en el territorio provincial en accidentes ocurridos entre enero y agosto de este año. El mes que hubo mayor cantidad de víctimas fatales fue enero, con 64 fallecimientos...

Las cifras pertenecen a la Agencia Provincial de Seguridad Vial y contabilizan las víctimas fatales en siniestros viales ocurridos entre enero y agosto de este año, en todo el territorio provincial.

Según las últimas estadísticas difundidas por la Agencia Provincial de Seguridad Vial, 328 personas murieron en el territorio provincial en accidentes ocurridos entre enero y agosto de este año. El mes que hubo mayor cantidad de víctimas fatales fue enero, con 64 fallecimientos y lo siguió julio, con 45 casos.

En agosto, por ejemplo, se registraron 34 accidentes que dejaron un saldo de 39 víctimas fatales. De esas 39 muertes, 30 ocurrieron en alguna de las 19 rutas (provinciales o nacionales) y autopistas que cruzan la provincia. Seis de los decesos se concentraron en la ruta nacional 11 y otros tres en la ruta nacional 34.

De esta manera, se sostiene la tendencia que marca a esas dos vías como los corredores más peligrosos de la provincia. En enero de este año, por ejemplo, en sólo siete días 10 personas fallecieron sobre la ruta 34, mientras que la ruta 11 –en su tramo norte– fue escenario de dos de las tragedias viales más graves que sufrió Santa Fe, la de Ecos, ocurrida en octubre de 2006 y que dejó un saldo de 12 muertos, y la de Villa Ocampo, sucedida el 26 de septiembre de 2010, que dejó 14 víctimas fatales.

Pero las estadísticas de la Agencia Provincial de Seguridad Vial no sólo trazan el mapa de los hechos que suceden en las rutas, sino que analizan el comportamiento vehicular en los ejidos urbanos, con resultados que luego de analizados permiten reformular las campañas de prevención.

Las motos, en 7 de cada 10 hechos En este sentido, un dato importante que se desprende del último informe, es que en casi en el 70 % del total de los hechos viales (con o sin víctimas fatales) ocurridos entre enero y agosto de este año, participó una moto. Y de este último dato, se desprendió una cifra que sustenta las campañas de seguridad vial destinadas a los motociclistas: el 80 % de quienes viajaban con casco y participaron de un accidente resultaron ilesos o apenas con lesiones leves.

Otra constante son los días de la semana en los que hay accidentes: los jueves, viernes y sábados son los días más problemáticos; en cada una de esas jornadas se produjo –en promedio– el 15 % de los casos. Respecto de la edad de las personas intervinientes en accidentes, el 50 % tiene entre 18 y 35 años. Estos datos, al ser discriminados arrojan que en el 25,7% de los casos tenían entre 26 y 35 años; y en el 24,8% de los hechos, los afectados tenían entre 18 y 25 años.

Es en base a toda esta recopilación de cifras que el subsecretario de la Agencia, Mariano Cuvertino, lleva adelante el Plan Estratégico de Seguridad Vial. En diálogo con Diario UNO, el funcionario explicó que hay tres causas centrales en los accidentes de tránsito atribuibles al factor humano: el alcohol, la velocidad y las distracciones (que incluyen desde el uso del celular hasta el cansancio), y que es a partir de estas determinaciones que se tomó como objetivo principal de la gestión llegar a la implementación de un sistema provincial unificado de carné por puntos.

“Creemos que en los primeros meses del año próximo ya vamos a contar con el decreto reglamentario. Allí están concentrados nuestros esfuerzos actualmente: en la ampliación de la fuerza de seguridad vial y de los recursos de tecnología necesaria para el control de velocidad, ambas medidas como paso previo a la implementación del sistema por puntos”, detalló Cuvertino.