La maquinaria agrícola de la región suma mercados en Sudáfrica

Argentina 19/07/2013
El mercado sudafricano, al que varias empresas del sector de la maquinaria agrícola están vendiendo, sigue demandado equipos de las metalúrgicas de la región. Catorce empresas del sector, en su gran mayoría del sur de Santa Fe y este de Córdoba, vendieron siete sembradoras y dos pulverizadoras autopropulsadas, y cerraron acuerdos para la concreción de alianzas estratégicas, la distribución de molinos de viento y de otros equipos en el territorio africano.
Ampliar
Maquinaria agrícola de Santa Fe
Los acuerdos fueron sellados en la muestra Nampo Harvest Day, la mayor exposición agropecuaria de Sudáfrica, un país donde las ventas argentinas de equipos agrícolas, impulsadas por la creciente adopción de tecnología nacional ya suman más de 4 millones de dólares. Este año los temas centrales fueron la siembra directa, la postcosecha y la agricultura de precisión.

La actitud de la delegación nacional fue una vez más "clara y contundente" en lo referente a la promoción del "paquete tecnológico argentino", y en la consolidación de las ventas de las máquinas agrícolas en Sudáfrica, país que se toma como el inicio de la estrategia de penetración hacia las técnicas conservacionistas.


El pabellón argentino estuvo integrado por las empresas Apache SA, de Las Parejas; Metalfor y Abelardo Cuffia, de Marcos Juárez; Ipesa Silos, de Ciudadela; Cestari, de Colón; Buco, de Munro; Molinos Surgente, de Tostado; Peón Cercos Eléctricos, de Sunchales; Laurik Internacional, de Capital Federal; Akron, de San Francisco; Vassalli, de Firmat; Maquinaria TV y Búfalo, ambas también de Las Parejas, y Pierobón, de Cruz Alta.


Además, hubo otras empresas que estuvieron presente a través de su distribuidor que disponen máquinas en la exposición, como Ombú, Allochis, Franco Fabril, Palou, Garro Fabril, Pla, Impagro, Syra, Mainero y Plastar.


Visitas reiteradas. Esta es la cuarta vez que participan firmas argentinas en el encuentro de Sudáfrica. En esta oportunidad se dispuso un pabellón de 1.100 metros cuadrados con varias máquinas en exhibición, cuya organización dependió del esfuerzo de entidades públicas y privadas, como el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Embajada Argentina en Sudáfrica, Inta, Fundación Export-Ar, Proargentina, y el Ministerio de la Producción de Santa Fe, entre otros organismos, además de la Cámara Argentina Fabricantes de Máquinas Agrícolas, Fundación Cideter, Asima, Afamac y Magriba.


El cada vez más demandante mercado sudafricano también fue celebrado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta). Desde el organismo se dijo que el gran potencial del continente africano pasó de ser un secreto a voces a una certeza ineludible. Sin embargo, el Inta sostiene que desde la industria de máquinas y agropartes a la exportación de alimentos elaborados de consumo directo, así como balanceados para dietas pecuarias, los sistemas productivos requieren ajustes para garantizar su eficiencia.


"El agua es la principal limitante de los rendimientos y la siembra directa es la clave para aumentar los rindes y la sustentabilidad de su producción", aseguró el especialista Mario Bragachini, del Inta Manfredi (Córdoba), para quien "la Argentina tiene el know how para lograrlo".


Con una producción de granos de unos 12.5 millones de toneladas, en Sudáfrica se venden por año 7.770 tractores. En la Argentina, con siembra directa y un volumen de granos nueve veces mayor, sólo se venden 5.500 tractores anualmente. Esto se debe a la labranza cero que implica esta tecnología y a la competitividad del sistema en las cosechas.


"En años normales, en la Argentina se venden 1.200 cosechadoras y, en Sudáfrica, unas 500. Sólo en abril de 2013 se vendieron 53", detalló Bragachini. "Estas grandes diferencias se explican porque los sudafricanos hacen labranzas y no tienen la misma eficiencia de los contratistas argentinos".


De acuerdo con los comentarios de productores adoptantes en Sudáfrica, comentó Bragachini, "la siembra directa está dando resultados pero aún es necesario consolidar el mercado y equilibrar la oferta de tractores de las empresas multinacionales con la demanda de los productores, cada vez mayor, de máquinas de siembra directa. Lo que nos diferencia de otros oferentes calificados es que no sólo exportamos máquinas, sino que anexamos el know how de la tecnología de siembra directa y otros temas como la agricultura de precisión, el almacenamiento de granos en bolsas plásticas y otras temáticas en las que somos referentes", remató Bragachini.



Agenciafe/La Capital