Mesa de Enlace: Asambleístas pidieron una fuerte unidad y diálogo conjunto con el Gobierno

Argentina 21/03/2013 Por
Ante un marco de más de 1000 productores llegados de diferentes puntos de la provincia de Córdoba y Santa Fe se desarrolló el miércoles 19 de marzo la cuarta asamblea de productores agropecuarios convocada por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) en la Sociedad Rural de Río IV.
Ver galería Carlos Garetto, presidente de ConInAgro, Luis Miguel Etchevehere, presidente de SRA, Eduardo Bagnis, presidente de la SR de Río IV, Rubén Ferrero, presidente de CRA y Eduardo Buzzi, presidente de FAA
1 / 4 - Carlos Garetto, presidente de ConInAgro, Luis Miguel Etchevehere, presidente de SRA, Eduardo Bagnis, presidente de la SR de Río IV, Rubén Ferrero, presidente de CRA y Eduardo Buzzi, presidente de FAA

El ánimo en los productores agropecuarios de base se va crispando a medida que las respuestas oficiales que demandan no llegan. Así se notó en una nueva asamblea convocada por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), realizada en la Sociedad Rural de Río Cuarto, Córdoba, a la que asistieron más de 1000 personas. El encuentro fue muy rico en cuanto a representatividad, ya que, además de las autoridades de las cuatro entidades convocantes, participaron: el presidente de la Sociedad Rural de Río IV, Eduardo Bangis y presidentes de las Sociedades Rurales de toda la región (sur de Córdoba, San Luis, La Pampa y Santa Fe); productores y filiales de Córdoba y de provincias vecinas de la Federación Agraria Argentina (FAA); y el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), José Manubens Calvet.                                               En su presentación el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero, hizo hincapié en las “políticas erradas que han llevado a la Argentina a marchar a contramano del contexto regional. Los derechos de exportación, las restricciones o prohibiciones de exportaciones y la regulación de precios, conjuntamente con una fuerte presión impositiva y la suba de los impuestos inmobiliarios en algunas provincias, son herramientas de esta política económica nacional que en vez de incentivar la producción y la inversión tienen resultados opuestos”.                                                                        “Existe una gran necesidad de los productores a movilizarse por la delicada situación que atraviesan con una notoria pérdida de rentabilidad y competitividad que hace que se trabaje muchas veces a pérdida. Y mientras esta situación se repite en casi todas las producciones incluyendo las economías regionales como las frutas en Río Negro, el algodón en el Chaco y la lana en el Sur, el Gobierno se muestra cada día más enfrascado en sí mismo, sin dar respuestas, y sin aplicar políticas que favorezcan a la producción”, explicó Ferrero.     Asimismo el presidente de CRA resaltó la importancia que revisten las elecciones legislativas de octubre próximo. “Es necesario trabajar para lograr cambiar la actual política relacionada con el sector agropecuario y eso se hace desde la política, de ahí la importancia de lograr un verdadero equilibrio entre los distintos poderes del Estado. Además una justicia independiente y un poder legislativo que analice y trate todos aquellos proyectos que sirvan al crecimiento del país y no solo los que provengan del poder ejecutivo”, indicó.       Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, expresó: "No podemos cargar sobre las espaldas del campo todo el peso de la recaudación impositiva, ni mucho menos el peso del descontrolado gasto público ni el de las desacertadas políticas macroeconómicas". El dirigente agregó que el campo no tiene más capacidad contributiva. "Hemos aportado más de 60.000 millones de dólares en concepto de retenciones, pero eso no se ve reflejado en mejores hospitales, en rutas seguras, en mejor educación. Y hoy la producción perdió competitividad, por la inflación y los altos costos en dólares." Sostuvo Etchevehere que "aquí quedó muy claro que los productores son los primeros que quieren la unidad de la Mesa de Enlace y que los representemos en conjunto".

En tanto, el presidente de ConInAgro, Carlos Garetto, instó a los productores "a seguir participando de las entidades representativas, para hacer escuchar la situación y las necesidades de nuestros pares, hombres y mujeres de campo que trabajan en pos de seguir manteniendo la actividad como el motor de las economías de nuestros lugares de origen". Y concluyó: "Acá no hay diáspora, acá hay unidad de los productores y sus entidades representativas".

A su turno, el presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, Eduardo Bagni, señaló: "Queremos lograr políticas que nos alejen de la bronca y que nos acerquen a los proyectos".                                                                                                                             En el cierre de la reunión, el titular de FAA, Eduardo Buzzi manifestó: “Para los productores agropecuarios, estos diez años de gobiernos kirchneristas han sido una década perdida. Se cayeron chacareros, se concentró la producción, no se democratizó la riqueza. En los pueblos no se hicieron los caminos ni las rutas, de acuerdo a lo que aportamos. No está el ferrocarril, que hubiera permitido abaratar costos. Nos están llevando a que dos mil grandes empresas terminen sembrando todo el país”.                                                                         Respecto al programa de reivindicaciones de la asamblea de Río Cuarto, Buzzi resumió: “Hay instrumentos de política agropecuaria que hacen falta. El gobierno ya sabe cuáles son por que se los hemos presentado hace tiempo. Algún día, por ejemplo, las retenciones deben eliminarse. Mientras eso no suceda, deben ser segmentadas. No se puede tratar igual a los que son distintos. Deben plantearse herramientas que tengan en cuenta la escala, porque no es lo mismo trabajar más de cien mil hectáreas que tener un campo de cincuenta hectáreas. Y en épocas de actual, sin competitividad, los más chicos somos los que sufrimos primero”.

La próxima semana, el 25 de marzo, habrá una nueva convocatoria en Tucumán. En este sentido, Buzzi indicó: “Tenemos que buscar nuestros puntos de coincidencia, por encima de las diferencias. Al final de este proceso de asambleas, lo que vamos a exigir es que el gobierno nos dé respuestas a los productores agropecuarios. Nosotros los dirigentes de la Mesa de Enlace, vamos a estar a la par de ustedes, ni adelante, ni atrás. No vamos a recular, ni para tomar envión. A no aflojar, como decíamos siempre en 2008”, concluyó.