Se inauguró nuevo edificio de Guardería comunal

Suardi 29/03/2012
El espacio cuenta con cuatro amplias habitaciones; un comedor, una cocina; un baño, un lavadero y dos patios internos que permitirán el desarrollo lúdico de los niños. Por Nicolás Costamagna. Con un importante marco de público quedó inaugurado el nuevo edificio de la Guardería comunal “La Pata Cata”, ubicado en calle 9 de Julio 615. El acto estuvo presidido por el Presidente Comunal, Hugo Boscarol; la Jueza de Suardi, María Elena Agostini; el Juez de Faltas, Diego Fontanessi; además de...

El espacio cuenta con cuatro amplias habitaciones; un comedor, una cocina; un baño, un lavadero y dos patios internos que permitirán el desarrollo lúdico de los niños. Por Nicolás Costamagna. Con un importante marco de público quedó inaugurado el nuevo edificio de la Guardería comunal “La Pata Cata”, ubicado en calle 9 de Julio 615. El acto estuvo presidido por el Presidente Comunal, Hugo Boscarol; la Jueza de Suardi, María Elena Agostini; el Juez de Faltas, Diego Fontanessi; además de miembros y colaboradores de la Comisión Comunal, miembros del Equipo de Estimulación Temprana del Hospital y Servicio Local de Protección de la Niñez y Adolescencia, como así también representantes de diferentes Instituciones del medio. El evento de trascendencia para todos los vecinos de Suardi, dio inicio con palabras de la Secretaria de Cultura y Educación, Susana Borgonovo, quien ofició de maestra de ceremonias relatando a los asistentes parte de la historia de esta organización que alberga hoy a más de 25 niños. Siguiendo con el curso del encuentro, María de Belén Griffa, responsable del Área de Acción Social e integrante del Servicio Local de Protección de Niñez y Adolescencia hizo uso de la palabra remarcando los múltiples beneficios de este nuevo espacio para la contención de los pequeños “un espacio de juego cálido, amplio, contenedor, sectorizado, acondicionado seguro, es el espacio que le debíamos a nuestros niños”. En otro tramo agradeció a todos aquellos que participaron para que este proyecto se haga realidad, también se hizo hincapié en la importancia que tiene para la localidad contar con un grupo de profesionales que dedican su tiempo a satisfacer las necesidades de un número importante de personas destacando que la existencia de estos equipos de trabajo se debe a la capacidad de los dirigentes para convocar, escuchar y actuar. Continuando con su discurso, Griffa remarcó su orgullo al ver inaugurado este espacio diciendo: “hoy no puedo sentir otra cosa que orgullo, al ver este espacio y sentir que las cosas se pueden mejorar. Como adultos responsables tenemos la capacidad de ofrecer un mundo, un pueblo, un ambiente mejor a nuestros niños. Que ellos sepan que nos preocupamos, pero también nos ocupamos de las situaciones que puedan vulnerar sus derechos.” Luego el Presidente Comunal, Hugo Boscarol, agradeció a los involucrados en el proyecto. Acto seguido se hizo el descubrimiento de la placa recordatoria a cargo del Titular de la Comisión Comunal y la Jueza de Suardi, María Elena Agostini, acompañado de Gladis Gandolfo y Elva Díaz, para dejar sellada la apertura de este espacio con cuatro amplias habitaciones; un comedor, una cocina; un baño, un lavadero y dos patios internos que permitirán el desarrollo lúdico de los niños. Más tarde se entregaron una serie de obsequios a todos aquellos que hicieron posible la realización de este sueño, desde los comienzos allá por el año 1991 hasta nuestros días. Luego de la bendición de las instalaciones a cargo de Liliana Soldano se llevó a cabo el tradicional corte de cintas para pasar luego a compartir un desayuno en el interior del local y de sea manera junto con los niños recorrer y conocer la nueva casa de “La Pata Cata”. Breve historia de la Guardería La Pata Cata… Un viejo cuento que ya no se lee… ¿Qué le ocurre a Paca que no puede volar? ¿Es la rabia que siente hacia las otras aves? Por suerte, cuando está decidida a marcharse, descubre que la aprecian y entonces… Entonces, nos encontramos hoy, frente a una nueva casa de aquella vieja Pata Cata… Según cuentan, un lunes, como hoy, pero de un 30 de junio de 1991, nació esta guardería como producto de una loable iniciativa que Analía Lazzaroni y Graciela Juan, para contener y apoyar el crecimiento de niños de Suardi, decidieron concretar como producto de un sueño. Comenzó con dos empleadas, Luisa Fontanessi y Gladis Romero, quienes asistieron a los pequeños con muchísimo cariño y esfuerzo. Se cobraba una mínima cuota que solventaba algunos gastos de copa de leche y necesidades que, a su vez, eran compartidas por comercios de Suardi, especialmente la Cooperativa de Consumo y el Centinela, como también vecinos que solidariamente colaboraban para sostener el proyecto. En momentos, en que la economía sufría un significativo detrimento, la Comuna de Suardi, se hizo cargo de los requerimientos de la entidad. Nuestros niños, como todos los niños, son acreedores de derechos impostergables, que orientaron la superación, el desarrollo y la atención. Fue entonces, cuando Noemí Campos, psicóloga de la localidad, asistió durante aproximadamente tres años a la guardería. Más tarde, Ana Laura Gramaglia, trabajó por la nutrición de los chiquitos, ofreciendo una dieta variada y adecuada a las diferentes edades que asistían.