“En Santa Fe, el Procrear va a generar mil empleos formales”

Santa Fe 05/12/2012 Por
El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción sede Santa Fe, Adrián Dip, se refirió a la construcción de 368 viviendas, anunciada días atrás por la Presidenta. Será un alivio para el sector.
Foto: Agenciafe
Foto: Agenciafe
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció días atrás la construcción de 368 viviendas en la ciudad de Santa Fe, en el marco del Plan Procrear, para familias que no cuentan con terreno propio. Ante el favorable escenario futuro que significará esta noticia para el rubro, la Cámara Argentina de la Construcción sede Santa Fe analiza por estas horas las posibilidades de participación en la licitación de la obra.


En diálogo con Diario UNO, Adrián Dip, presidente de esa Cámara, explicó: “Lo que estamos haciendo es bajar el pliego licitatorio para estudiar los requisitos que exigen desde el Banco Hipotecario para poder cotizar la obra”.


Al respecto, el empresario consideró que “desde el punto de vista técnico hay muchas empresas que pueden hacerlo; pero hay que ver los requisitos específicos, porque serían bastante estrictos”.

—¿Cuáles serían esos requisitos?
—Tenemos que analizarlos aún, pero se solicita por ejemplo una determinada cantidad de metros cuadrados construidos en los últimos cinco años, capacidad económica - financiera y antecedentes técnicos en los últimos cinco años en obras similares. Son muchos, tendremos que analizarlos.


—¿Se podrían presentar las mismas empresas que construyeron edificios en la ciudad en estos años?
—Normalmente las empresas que realizan esas obras están más dedicadas a la parte privada que a la pública. Ya tienen mucho trabajo en el ámbito privado.

Buenas expectativas
“Como proyecto es muy bueno, interesante, sobre todo porque se plantea en un corto plazo. Va a significar mucha mano de obra directa e indirecta. Serán alrededor de mil puestos de trabajo formales, lo cual no es poco, teniendo en cuenta que la actividad cayó mucho en los últimos seis meses.

 

—¿Cuál es el plazo estimado de ejecución de la obra completa?
—En realidad, uno de los requisitos se vincula con ese aspecto. Van a ponderar también quien ofrezca hacerla en el menor tiempo posible. Aproximadamente, para ejecutar completamente
la obra se calculan unos dos años, un poco más tal vez, porque son proyectos grandes.


—Usted mencionó que no fue un buen año, ¿a qué lo atribuye?
—Básicamente al desfinanciamiento de la provincia. La inflación nos lleva a redeterminaciones de precios importantes que, al cobrarse en forma tardía desfinancian las empresas.

 

—¿En qué situación se encuentran las principales obras públicas de la ciudad?
—Las obras públicas están paralizadas o con muy bajo ritmo, no se puede decir que hay ritmo normal de trabajo. Las finanzas de la provincia no alcanzan para pagar los certificados de
obra. Las están pagando a 150 días y a precio histórico, sin reconocimiento de las redeterminaciones de precio.


—¿Y en el ámbito privado?
—En la parte privada, siempre hablando de la construcción de edificios, el problema principal fue el cepo al dólar, las restricciones cambiarias. Eso retrajo mucho la actividad de la venta de los inmuebles terminados y por ende se retrae la actividad en sí misma, a excepción del ámbito industrial. La gente está reacia a nuevas inversiones.