“No podemos prometer un verano sin cortes"

El ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, anticipó que pese a la inversiones realizadas por la EPE, no se puede garantizar el servicio por el crecimiento de la demanda.

Santa Fe Región Oeste 12 de diciembre de 2012
EPE - Cables alta tension
EPE - Cables alta tension

Las altas temperaturas registradas la semana pasada, y las lluvias y tormentas intensas que tuvieron lugar en la provincia y casi todo el territorio nacional, fueron sólo un anticipo de lo que será la temporada estival que comienza en menos de 10 días. Consecuentemente, el temor por la falta de agua y la luz se hace inevitable en los santafesinos. Frente a este panorama, el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de la provincia, Antonio Ciancio, anticipó un verano con cortes de energía “cuando no se pueda estabilizar el consumo y no se puedan prever cortes rotativos”.


El funcionario analizó la situación actual y comentó las acciones que está realizando la Empresa Provincial de la Energía a los efectos de mejorar el servicio. “Día a día estamos superando los consumos que tuvimos el año pasado y de alguna manera se muestra que estamos preparados. En este momento entregamos 50 por ciento más de energía que hace 5 años y esto no se podría haber hecho sin una decisión muy grande de nuestra parte, de las dos gestiones, de llevar adelante un plan de recuperación de la empresa”, indicó.


En este sentido añadió que “muchas son obras que no se ven”, pero admitió que sin duda “el sistema soporta más que antes. Se han hecho muchas obras en alta y media tensión y ahora en baja tensión que es la domiciliaria, sobre todo en las ciudades más importantes que son Santa Fe y Rosario. Si no hubiéramos tenido medianamente encaminadas las cosas, los dos hechos que pasaron hubieran sido terribles. Me refiero a la tormenta que hubo en el Gran Rosario y la que azotó al norte de la provincia”. Sobre estos hechos, Ciancio informó que oportunamente la EPE invirtió 40 millones de pesos, “sólo para paliar las consecuencias de las tormentas”.

Qué pasará en el verano El titular de la cartera de Aguas y Servicios Públicos ratificó que “se están haciendo inversiones”, al tiempo que añadió: “En este momento, la empresa tiene licitados 500 millones de pesos solamente para las dos grandes ciudades, además de lo que ya se invirtió”.


Sobre este punto indicó que actualmente, en momentos pico, puede haber un 1 por ciento de la población sin energía, y manifestó que si no se hubiera hecho lo que se hizo “a lo mejor sería el 30 por ciento”.


“Fueron muchos años de desinversión, de dejar de hacer, de manejar un modelo de empresa que es distinto al de ahora. Antes se resolvía no haciendo obras y recibiendo el subsidio del gobierno provincial. Lo que nosotros estamos haciendo es recuperar la sustentabilidad de la empresa. La empresa hoy tiene sus balances mucho más equilibrados. Hay mejoras sustanciales”, manifestó el funcionario. Por otro lado reconoció que si bien se deben hacer nuevas inversiones “paralelamente la sociedad sigue avanzando y esto siempre se traduce en más demandas eléctricas”.


En este sentido manifestó que “el usuario tiene que entender que debe usar la energía como si fuera un medicamento, sólo debe usarla cuando no lo necesita. Lo mismo con el agua”.

Una jornada agobiante El jueves pasado la temperatura máxima alcanzó los 38,8° centígrados y la sensación térmica 53,6°, según el Centro de Informaciones Meteorológicas de la FICH de la UNL.


La lectura de estos datos no hicieron más que constatar lo que todos los santafesinos que se asomaron a la calle sintieron desde temprano: se vivió una jornada fatal. Nunca en lo que va del 2012 se había registrado semejante sensación térmica.


Como era de esperarse, en el marco de la ola de calor que se verificó en el litoral argentino, ese día a las 14.30 se registró 2.022 megavatios de demanda de potencia en todo el sistema energético santafesino, según informó la EPE.


La cifra fue muy cercana al récord histórico que anota la distribuidora, que en febrero de este año marcó 2.040 megavatios. Ante estos niveles de exigencias sobre todo el parque eléctrico, la EPE reiteró la necesidad de utilizar racionalmente la energía, especialmente en el cuidado de la refrigeración de ambientes.


La situación del agua En cuanto al servicio de agua potable en la provincia, el titular de la cartera señaló que se está invirtiendo. “Los acueductos están en marcha y hay otras obras más pequeñas. Falta una firma de la Nación para empezar a recibir el dinero en marzo del año que viene para los acueducto”, comentó.


Reconoció que las poblaciones de las localidades más pequeñas del norte de la provincia son las que sufren más inconvenientes. “Esta zona tiene una enorme potencialidad y hay que hacer obras”, dijo.



Agenciafe/Diario UNO 

Te puede interesar