Qué pasa en Humberto 1°, ¿Hay más enfermedades?

Humberto 1º Por
El Dr. Juan Oscar Mitchell es puntano de origen, pero radicado hace más de 40 años en Humberto 1°; ha elaborado recientemente un escrito, que no es más que una preocupación vista (de modo especial) desde el ángulo de un profesional médico y que a continuación transcribimos:

“Voy a hacer referencia a lo que vengo observando en estos cuarenta años de vida profesional en la localidad,  y a que causas podemos atribuir estas patologías.  

Más cáncer y enfermedades malignas, leucemias, linfomas, tumores del mediastino. Cánceres con mayor agresividad y metástasis en personas cada vez más jóvenes. Enfermedades de la piel: erupciones, alergia, alergia respiratoria, bronquitis.

Enfermedades metabólicas: tiroides, diabetes tipo I (insulino dependientes): juvenil; Diabetes tipo II. Obesidad, hipertensión.

Anomalías en desarrollo, malformaciones congénitas de distinta gravedad, problemas cerebrales severos, convulsiones.

Enfermedades autoinmunes A. R. (artritis reumatoidea), Lupus eritematoso sistémico. Esclerosis Múltiple Agresividad, trastornos de aprendizaje, déficit de atención con hiperactividad, esterilidad, abortos.

Enfermedades degenerativas: atero, arteriosclerosis cerebral, alzhéimer; enfermedades venéreas – SIDA; adicciones, etc

Cambios alimentarios, desaparición de alimentos naturales y reemplazo por enlatados y artificiales, reemplazo de aceites de primera presión en frío por mezclas, sin ningún tipo de poder alimenticio saludable, causa de la mayor parte de las enfermedades, especialmente las crónicas y degenerativas como la artrosis, arterio y aterosclerosis, artritis, lupus, esclerosis múltiple, diabetes, hipertensión.

La proliferación de comidas y bebidas chatarra, con una gran cantidad de aditivos, edulcorantes sintéticos y el agregado de sustancias químicas ajenas al organismo (hierro, calcio, vitaminas), todos los alimentos vienen “enriquecidos y fortificados”, esto produce una irritación a nivel intestinal y alteraciones en el sistema inmunológico (recordar que el intestino con sus placas de Peyer es el mecanismo más importante desde el punto de vista de la defensa).

Tema cáncer y tumores malignos descartamos que el incremento sea debido a crecimiento poblacional (igual cantidad de habitantes que hace 40 años), aumento de población ambiental (no hay fábricas), pero si hay antenas de telefonía, proliferación de teléfonos celulares, computadoras, aparatos de microondas que producen emisión y recepción de ondas que alteran el electromagnetismo terrestre. Cambios en la explotación rural, drástica disminución de tambos, cría de ganado y policultivos, con incremento en explotación sojera. Deforestación, uso de fertilizantes químicos y plaguicidas. Reemplazo de silos en campos y fardos de pasto por rollos y silo pack.

Comidas compradas en bandeja lista para consumir cubiertas con plástico. Este plástico en contacto con los alimentos (al igual que  sucede con los silo pack, produce gran cantidad de estrógenos que es un factor cancerígeno peor aún si esos alimentos los calentamos o cocinamos con microondas.

El tema es complejo y preocupante para personas, animales y plantas; los veterinarios hoy se enfrentan a tumores y malformaciones que eran prácticamente desconocidas años atrás. Lo mismo sucede con las plantas.

Trastornos de aprendizaje y déficit de atención. Violencia en las aulas, en la sociedad en general. Lou Marinoff en su libro “El ABC de la felicidad” denuncia 25 millones de chicos en EE:UU con déficit de atención que pueden evitarse: que no se consuma comida chatarra y golosinas, los mismo pasa con la violencia: evitando dulces y disminuyendo la ingesta de hidratos de carbono desaparece la agresividad. Esto fue demostrado en EE.UU en cárceles y está mencionado por Golemann en “Inteligencia Emocional”.

Uso de vacunas, cada vez hay más. Hace 40 años eran muy pocas. Hay denuncias por el uso y abuso de vacunas; ya en la década del 40 el Dr. Jaime Scolnick (médico naturista cordobés) publicó “El peligro de las Vacunas” y en la actualidad están los trabajos de Powell y Russell como también las denuncias por los casos de autismo luego de la vacunación post hepatitis B”.

 

QUE PODEMOS HACER?

“Si bien este es un problema planetario, nos tenemos que ocupar de lo que sucede en Humberto 1°. Primero darnos cuenta que tenemos un problema serio y no minimizarlo para luego buscar soluciones y hacer cambios.

Debemos empezar a forestar y reforestar  ya que los árboles son nuestro pulmón. Sin ellos no existe la vida. Hacer proyectos a largo plazo, campañas para formar conciencia, proyectar avenidas amplias, marcando el perímetro del pueblo.

Buscar políticos comprometidos con la ecología y exigir a las autoridades nacionales, provinciales y locales, políticas de inclusión agropecuaria para que la gente se quede o se radique en el campo.

Fomentar la agricultura orgánica, apicultura, uso de compost, lumbricarios, bio-gas (por bio digestores), energía solar. Todos los edificios públicos y escolares debieran tener ese tipo de energía. Para ello se pueden firmar convenios con las Cooperativas, Comuna y Sociedad Rural, es un trabajo a largo plazo pero puede traer grandes cambios.

Sacar las plantas de silos de zonas urbanas; uso de panes cloacales como abono orgánico. Uso de plantas, árboles y semillas autóctonas que mejor se aclimatan a nuestros suelos.

Difundir técnicas simples de control de plagas por medio de árboles y pantas: paraíso, ajo, ortiga, ceniza, tierra de diatomeas que a la par de no ser tóxicas son baratas y mejoran la calidad de nuestros suelos. Volver a los policultivos: lino, cebada, avena, trigo y favorecer la puesta en marcha de algunos emprendimientos como fabricación de harinas integrales, aceites de primera presión en frío.

Limitar el uso de teléfonos celulares por el riesgo que implican, especialmente en chicos. Evitarlos en chicos con convulsiones. En caso de usar radio-reloj despertador evitar la proximidad. Desenchufar los televisores que están en las habitaciones luego de apagarlos.

Evitar medicamentos y bebidas light que tengan en su fórmula edulcorantes. Muy común en fórmulas infantiles y compuestos vitamínicos, que pueden traer problemas serios de salud. Recordar que el único edulcorante natural es la stevia (yerba dulce)

No fomentar el uso del biodiesel a partir de plantas como soja, colza, ya que si no estamos con el mismo problema del cultivo de la soja. Si, se puede hacer biodiesel con aceites usados de restaurantes, estaciones de servicio o plantas naturales.

Como protectores de radiaciones tóxicos ambientales usar plantas transmutadoras de energías negativas: como salvia, lavanda, llantén, aloe, eucaliptus, amargón (diente de león). Se pueden consumir o bien tener aunque sea en macetas. De mucha importancia el gynko biloba. Consumo de propóleos (en gotas) alterno con llantén y echinacea.

Hay fórmula floral que tuvo buenos efectos en la explosión nuclear de Chernobyl y es el Yarrow special fórmula y se emplea como preventivo y protector.

Bendición a los alimentos o pedir protección para todo lo que se consume”.

 

DR. JUAN OSCAR MITCHELL

Nació en la ciudad de San Luis, donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Egresado como Médico Cirujano de la Universidad Nacional de Córdoba.

Realizó estudios en Buenos Aires de Medicina Natural en la Escuela Médica de Naturopatía y de Homeopatía en la Escuela Médica homeopática, Asociación Médica Homeopática Argentina y Centro de Homeopatía Hahnemanniana.

Colaborador de la Revista Alimentación Vida Sana de Santa Fe; de la Revista Salud de Rosario. Micros en LT 2 de Rosario (programa Buena Vida) y FM Endecha (Humberto 1°)

 

Disertante en:

20° encuentro de Terapias Naturales en la UTN de Santa Fe (1998);

1° encuentro de Terapias Naturales en Patio de la Madera de Rosario en 1998; Expo Salud de San Lorenzo 1998;

A.P.I. Dinámica de la Sociedad Rural de Rafaela 1999;

3° Congreso de Terapias Naturales, Centro de Artes y Exposiciones de Santa Fe en 2000

Fitoterapia en el Auditorio Farmacia Lo Moro

 

Radicado en la localidad de Humberto 1° desde 1973 donde atiende su consultorio y desde 1990 periódicamente en Rosario y Rafaela.

 

Es autor del libro “Medicina Biológica y Curas Naturales”

 

Juan Oscar Mitchell está casado con Teresa, tiene dos hijas Teresa y Laura

 

A lo largo de su estada en la localidad integró distintas comisiones de instituciones intermedias, entre las que se destaca cuando fue Presidente de la Unión Vecinal y uno de los impulsores del proyecto para que Humberto 1° tenga hoy y desde hace 25 años el ISTIL-Instituto Superior de Técnicos en Industrias Lácteas