El Gobierno Provincial señalizó cuatro sitios de Memoria del terrorismo de Estado

Santa Fe 24/03/2013 Por
El acto central se llevó a cabo, este sábado, en la ex Guardia de Infantería Reforzada de la ciudad capital, con la presencia del gobernador y en el marco de las actividades por el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia.
Bonfatti - Koffmann
Bonfatti - Koffmann
En el marco de las actividades programadas con motivo del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, el gobierno de la provincia señalizó hoy cuatro sitios de memoria del terrorismo de Estado en la ciudad de Santa Fe. El acto central fue presidido por el gobernador Antonio Bonfatti en la exGuardia de Infantería Reforzada (GIR), donde está emplazada la Jefatura de Policía de Santa Fe y durante la última dictadura cívico militar funcionó un centro clandestino de detención. Allí se descubrió una placa que recuerda las violaciones a los derechos humanos durante ese período. Además fueron señalizadas con sendas placas las comisarías 1ª y 4ª, así como el exD2.

 

Participaron también el vicegobernador Jorge Henn, los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi; de Justicia y Derechos Humanos, Juan Lewis, de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González; el secretario del Derechos Humanos, Horacio Coutaz, entre otros funcionarios del gobierno provincial, el intendente José Corral, víctimas, sobrevivientes y representantes de organizaciones sociales y de derechos humanos.

 

 

Durante el emotivo acto tuvieron la palabra Patricia Traba, sobreviviente que habló en representación de las víctimas del terrorismo de Estado; Celina Koffman, madre de plaza de Mayo; y el ministro Lewis. Luego se descubrió una placa en el frente del edificio que reza: “El 24 de marzo de 1976 se inició la última dictadura cívico militar en la Argentina. Por este lugar pasaron cientos de prisioneros y prisioneras, se secuestró y torturó a militantes políticos/as, gremiales y sociales. Estudiantes secundarios, niñas y niños permanecieron en cautiverio. Nunca más”.

 

“En este 2013 se cumplen 30 años de la recuperación de la democracia. Han sido años de reconstrucción que hoy nos encuentran más consolidados como país y con la voluntad de seguir trabajando en este sueño colectivo de una Argentina más igualitaria, sin impunidad”, comenzó el ministro de Justicia y Derechos Humanos. “Las generaciones que no tuvieron que padecer los horrores de la dictadura podrían pensar que todas las libertades de las que hoy gozamos son un hecho natural, casi podrían no advertir su valor. Por eso es importante la memoria. Estos lugares donde hoy se expresa la institucionalidad, en otros tiempos fueron sitios de horror y de negación de derechos”, continuó.

 

 

Lewis recordó que desde 2009 en Santa Fe se han concluido nueve juicios por delitos cometidos durante el terrorismo de Estado y apuntó que las señalizaciones forman parte de “una política integral que se está llevando adelante en toda la provincia, que excede el decreto de sitios de memoria firmado por nuestro gobernador el 20 de marzo (ver aparte), y se plasma en el apoyo a los juicios de lesa humanidad, la transmisión de las audiencias, el programa de protección a testigos y querellantes, la pensión a las Madres, los aportes de pruebas a la justicia federal por parte del Archivo Provincial de la Memoria y del equipo de investigación de la Secretaría de Derechos Humanos, entre otras líneas de trabajo que testimonian el compromiso de nuestro gobierno de proveer a la reconstrucción ética del Estado”.

 

 

Por su parte, Celina Koffman subrayó que “siempre hemos querido la señalización de los sitios de memoria y en eso hemos coincidido con el gobierno de Santa Fe, en cuanto a marcar estos lugares de tortura, vejación, desapariciones, exterminio. La vida le ganó a la muerte y hoy estamos acá para recordar, para seguir luchando por la plena vigencia de los derechos humanos, por un país para todos, como soñaron nuestros hijos. La señalización no es sólo para mantener viva la memoria sino la fuerza y la lucha por la profundización de la democracia”.

 

 

En tanto Patricia Traba insistió en la importancia de dejar huellas del horror sufrido durante la dictadura. “Aquí estamos, a 37 años del golpe de Estado, dejando marcas para las nuevas generaciones, uniendo voluntades para que Nunca Más. Aquí estamos, venciendo la desesperanza, en cada derecho conquistado, en cada avance de la justicia, para seguir construyendo, opinando y soñando con la patria justa que siempre quisimos”, sostuvo en su discurso.

 

 

También estuvieron presentes en el acto, diputados provinciales –Griselda Tessio, Leandro Busatto- y nacionales, como Antonio Riestra; representantes gremiales como el titular de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), y el jefe de la policía de Santa Fe, Omar Odriozola.

 

 

 

SITIOS DE MEMORIA

 

El acto de hoy se enmarca en una nueva norma firmada por el gobernador Antonio Bonfatti esta semana. Se trata del Decreto Nº 481, que declara Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado a los lugares que funcionaron como centros clandestinos de detención, tortura y exterminio o donde sucedieron hechos emblemáticos del accionar de la represión ilegal desarrollada durante el terrorismo de Estado ejercido en el país hasta el 10 de diciembre de 1983.

 

 

Precisamente, en los considerandos del decreto se expresa que “a 30 años de la recuperación de la democracia es necesario profundizar las tareas asumidas por el gobierno provincial en la construcción colectiva de la Memoria, la Verdad y la Justicia y en el quiebre definitivo de la impunidad”.

 

 

En ese sentido, “el Estado provincial ha asumido la responsabilidad indelegable en la reconstrucción histórica, la búsqueda de Justicia y la elaboración de propuestas participativas en torno a la reflexión sobre nuestro pasado, nuestro presente y sobre el futuro, incentivando activamente la participación de la sociedad civil mediante organismos de vasta trayectoria en la promoción y defensa de los Derechos Humanos, sobrevivientes, familiares de las víctimas y organizaciones sociales”.

 

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos explicaron que “los sitios de memoria, con diferentes usos y significados con relación a los hechos en ellos ocurridos, constituyen valiosos testimonios de la historia de nuestro país. Señalizar y hacer visible en toda la provincia la función que tuvieron estos lugares en el marco del plan sistemático de terror y exterminio desplegado por la última dictadura cívico - militar expresa en el espacio público la decisión del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos hechos para que nunca más vuelvan a repetirse”.