Región Oeste Región Oeste

Bullying en Rafaela, el origen del sufrimiento está en casa

Rafaela no está exenta de casos de bullying. Preocupación y bronca pero nadie se pregunta ¿dónde se aprende el bullying? Conocer su origen para erradicarlo.

Rafaela 06 de mayo de 2022
El-acoso
Cómo combatir el bullying desde su origen, el entorno familiar.

El entorno en el que se crían los chicos es formativo y en él aprenden y reproducen todo eso que vivencian. Las conductas familiares se ven reflejadas en los patrones de comportamiento de los niños y eso influye tanto positiva como negativamente. 

Un niño cuyo entorno familiar es conflictivo y violento puede asumir esas conductas como normales y naturales, y desenvolverse en el ámbito escolar del mismo modo que sus padres lo hacen en su casa. Por otro lado, un niño que se siente indefenso ante estas situaciones que transcurren en el hogar, muy probablemente termine siendo el blanco de agresiones y hostigamientos en el colegio. Pues carece de madurez y herramientas emocionales para enfrentar las situaciones conflictivas.

Resulta ilógico entonces señalar a la escuela como el espacio propiciador del bullying cuando, en verdad, es sólo el campo donde estas situaciones transcurren. Consciente e inconscientemente enseñamos y validamos en nuestros hijos conductas violentas que llevamos internalizadas sin beneficio de inventario.

El Bullying se define como "un acoso o molestia que se realiza de forma constante y sistemática sobre una persona. Puede ser de forma verbal, psicológica y hasta física, a lo que se suman en el último tiempo las agresiones por medio de las redes sociales (ciberbullying)"

El Bullying en Rafaela: el 86 % de los alumnos es parte del acoso escolar

Un estudio realizado en Rafaela por docentes y alumnos de la Univesidad de Ciencias Empresariales y Sociales, señala que el 86% de los alumnos de los establecimientos educativos encuestados, formó parte de acoso escolar.

La investigación se realizó en 9 escuelas secundarias de gestión publica de la ciudad, en las cuales se encuestó a  777 alumnos y 33 docentes. Los datos obtenidos indican que el 86,21% de los alumnos  sufren, realizan o han sido testigo de acoso.

bullying en rafaela

Para que una acción de violencia sea considerada Bullying deben cumplirse tres criterios:

  1. la intención de hacer daño (físico o psicológico)
  2. la reiteración de las conductas, y
  3. el desequilibrio de poder que hace a la víctima impotente para salir de esa situación por sí sola

En el estudio, se pudieron detectar estas acciones. Para el caso de la prevalencia general del acoso escolar ocasional, se obtienen los siguientes resultados:

  • Víctimas: 13,77%
  • Agresores: 7,59%
  • Agresores victimizados: 53,15%

La suma de los tres porcentajes da como resultado un porcentaje total de prevalencia del acoso escolar ocasional del 74,51%.

En el caso de la prevalencia general del acoso escolar severo, se obtienen los siguientes resultados:

  • Víctimas: 3,34% •
  • Agresores: 0,51%
  • Agresores victimizados: 7,85%

La suma de los tres porcentajes permite obtener el porcentaje total de prevalencia general del acoso escolar severo que es del 11,7%.

El bullying es un fenómeno mundial del cual no se habla lo suficiente o, directamente, se lo habla mal.

No es de extrañar que en la actualidad haya familias, incluso profesionales o periodistas que opinen sobre esta problemática social, señalando como lugar de conflicto los establecimientos educativos y las conductas que allí se ponen de manifiesto. Algo comprensible aunque no aceptable, no es sencillo levantar la mano o lanzar la primera piedra y señalar que uno mismo lleva adelante acciones violentas en el entorno familiar, que los niños asimilan y reproducen en sus otros ámbitos de inserción.

La confusión a la que estamos sujetos como sociedad es la misma que nos impide solucionar este problema, erradicar el bullying de las escuelas y otros ámbitos educativos comienza erradicando la violencia de los hogares y entornos familiares.

El "Estudio descriptivo sobre el acoso escolar en el ciclo básico de la Educación Secundaria de la ciudad de Rafaela"  indica que en la ciudad de Rafaela los casos de Bullying por agresión verbal (maltratos, insultos, apodos) son los más habituales, alcanzando el 54,6%; le siguen los casos de Bullying por exclusión social (impedir participar o ignorar), con el 38,6%. Si se hace foco exclusivamente sobre el acoso escolar severo, la agresión física indirecta (esconder, romper o robar objetos) aparece en segundo lugar.

En relación al escenario donde se suceden los hechos, se destaca que el aula se erige como el más privilegiado para el acoso escolar. Pero que allí sucedan no quiere decir que allí se originen, es el aula el lugar donde los niños reproducen aquello que aprenden de sus padres y sus formas sanas o no de vincularse y relacionarse.

Javier Miglino, fundador de Bullying Sin Fronteras indica que

"La República Argentina se ha convertido en el segundo país con mayor cantidad de casos de bullying o acoso escolar en América Latina luego de México que, por otro lado, es el país más afectado en todo el mundo por el flagelo escolar".

Luego se ubican Honduras, Costa Rica y Chile, en tanto que Brasil ocupa el sexto puesto, Perú el séptimo y Uruguay el octavo lugar.

AKDBIXONHVHOBLKP4OYLEDCZMU

Según los dichos de Javier Miglino, las autoridades nacionales y provinciales de nuestro país hacen poco y nada respecto "a la tortura cotidiana del bullying", que en los casos más graves conduce al suicidio a sus víctimas.

El bullying está asociado al suicidio, ambas problemáticas son conexas entre sí, siendo el suicidio la segunda causa de muerte en la infancia y adolescencia después de los accidentes de tránsito.

Claro está que las causas de suicidio tienen múltiples factores, pero el bullying puede actuar como un precipitador, a raíz del estado de aislamiento y angustia que deben afrontar aquellos niños que padecen bullying, lo que agrega un factor de riesgo.

Como fue el renombrado caso, en 2017, de la joven de 15 años, del Colegio Normal Nacional Nro. 1 de La Plata que, tras soportar durante dos años situaciones repetidas de Bullying, se suicidó en plena clase frente a acosadores, compañeros y docente.

Desde Bullying Sin Fronteras señalan que "en reiteradas oportunidades hemos pedido formalmente en la Casa Rosada que se Reglamente la Ley Nacional Nro. 26.892 denominada como 'ley antibullying' que contempla varios avances":

  • un teléfono gratuito para denunciar situaciones de bullying en forma anónima, algo que ya existe en España.
  • obliga al Estado Nacional a formar grupos de profesionales que prevengan situaciones de bullying.
  • coloca al acoso escolar como un problema real de la educación en la República Argentina y no como algo que pasa en otros sitios.

Desde la ONG señalan, además, que se duplicaron los casos de Bullying en Argentina, pasada la pandemia. De 6.200 casos, se contabilizaron 12.300 entre noviembre de 2020 y 2021, de acuerdo a los datos que brinda una encuesta llevada cabo en colegios primarios y secundarios públicos y privados.

Más del 50% de los casos se concentran en la ciudad de Rosario, el Conurbano bonaerense y la Capital Federal, mientras que, poniendo el foco en los grupos etarios, plantearon: “La mayoría se dan desde sexto grado a quinto año del secundario.

Desde Bullying Sin Fronteras remarcan que “es esencial que los padres y los docentes de los niveles primario y secundario se involucren cuando están ante una situación de bullying o acoso escolar”.

El acoso escolar o Bullying es un problema que protagonizan los chicos, pero que deben resolver los grandes. En tal sentido esta ONG internacional indica que:

Hasta hace pocos años se cargaban responsabilidades sobre los chicos que de ese modo debían soportar el martirio cotidiano del acoso y el abuso y encima debían resolverlo ellos mismos, lo que tornaba las cosas mucho peores.

Cómo actuar frente un caso de Bullying

Algunos consejos para padres, ya sea que su hijo resulte víctima de un caso de Bullying, sea el hostigador o un testigo.

Qué hacer si mi hijo es víctima de Bullying

Lo esencial es permitir que se desahogue, no le proponga que se defienda por sus medios, no le reste importancia al tema, mucho menos se enoje. Explíquele a su hijo que nada justifica que sea tratado con violencia. Nada aporta dirigiéndose a los padres del hostigador.

Qué hacer si mi hijo es hostigador

Reconozca que tienen un problema, no se asuste. Se trata de una persona en formación que, momentáneamente, se comporta como acosador. Acompáñelo a pensar y reflexionar sobre el daño que le hace a los demás y en la necesidad de erradicar ese comportamiento.


Qué hacer si mi hijo es testigo de Bullying

En el Bullying no podemos asumir posturas neutrales, si decidimos mantenernos al margen y no participar, también estaremos tomando una postura y siendo parte de lo que ocurre.

Te puede interesar

Lo más visto

Envío de noticias

Suscríbete para recibir las novedades periódicamente en tu email