"The Velocipastor": La epopeya de un cura que se convierte en dinosaurio... y ninjas

Si creías que lo habías visto todo, preparate para "The Velocipastor": una película que prueba que la fe mueve montañas... y también puede convertirte en un dinosaurio con sed de justicia mientras lucha contra ninjas.

Virales 20 de marzo de 2024
089a5259-29bf-4d19-9a50-5a66f20875ae
"The Velocipastor": La epopeya de un cura que se convierte en dinosaurio... y ninjas

En la a veces insondable biblioteca del cine de culto, hay películas que brillan con luz propia, desafiando la gravedad del buen gusto y la lógica narrativa. "The Velocipastor", una película cuyo título ya sugiere una sesión de cine no apta para cardíacos (ni para puristas del séptimo arte), logra un milagro cinematográfico al fusionar lo sacro con lo prehistórico, lo divino con lo ridículamente humano.

Imagine, si puede, a un joven y atormentado sacerdote, Doug Jones, quien tras una serie de eventos que solo podrían catalogarse como un llamado divino (o una broma cósmica), adquiere la habilidad de transformarse en un velociraptor. Sí, leyó correctamente. No se trata de un simple cambio de vestuario o de un giro argumental metafórico. Es un hombre de fe convertido en una máquina de matar prehistórica, decidido a limpiar las calles de criminales, y quizás, en el camino, encontrar el verdadero significado de la redención.

The Velocipastor

Pero "The Velocipastor" no se detiene ahí. ¿Qué sería de nuestro héroe sin una compañera que lo complemente? Entra en escena Carol, una prostituta con un corazón de oro y una visión estratégica que ve en nuestro pastor/dinosaurio la respuesta a las oraciones de la justicia callejera. Juntos, forman un dúo dinámico contra el crimen, enfrentándose a una galería de villanos que incluye, pero no se limita a, proxenetas sin escrúpulos, narcotraficantes sin conciencia y, cómo no, ninjas. Porque, ¿qué sería de una película de acción sin ninjas?

Lo maravilloso de "The Velocipastor" no es simplemente su capacidad para entrelazar géneros y temas con la destreza de un cirujano ebrio, sino cómo se sumerge de lleno en su absurdo sin pedir disculpas. Esta es una película que sabe que no será estudiada en cursos de cine serios, y francamente, le importa un comino. Se regodea en su locura, ofreciendo una experiencia cinematográfica tan única que es imposible no sentirse, al menos, un poco curioso.

the-velocipastor-1583958909

Las críticas han sido tan variadas como las emociones que la película suscita, desde la admiración irónica hasta la confusión más profunda. Los usuarios han elogiado su humor negro, su valentía narrativa y, por supuesto, su audacia visual. Otros, han destacado su lugar como una obra maestra de la serie B, un tesoro para ser descubierto por aquellos valientes o locos suficientes para darle una oportunidad.

Sobre el director

El cerebro detrás de esta joya cinematográfica es Brendan Steere, quien con "The Velocipastor" logra cimentar su lugar en el panteón de directores capaces de convertir un presupuesto minúsculo en oro puro de culto. Con un presupuesto que apenas supera los $35,000, Steere demuestra que la creatividad y un enfoque desenfadado pueden compensar con creces la falta de recursos financieros.

MV5BMWMxN2UwZTYtYjhjYy00YjA2LWFkMGUtZTQwZTg2ZjVkM2RkXkEyXkFqcGdeQXVyMTAyNDc1MTg5._V1_

Este director, armado con una visión audaz y una aparente indiferencia hacia las convenciones tradicionales del cine, logra crear una experiencia que es tanto una parodia del cine de acción y terror, como un homenaje amoroso a este. En lugar de limitarse por las restricciones económicas, Steere y su equipo emplean ingeniosas soluciones DIY (hazlo tú mismo) para efectos especiales, vestuario y escenografía, infundiendo a "The Velocipastor" un encanto singular que difícilmente podría haberse logrado con un presupuesto más abultado.

Este enfoque "hágalo usted mismo" no solo sirve para subrayar el tono irreverente y camp de la película, sino que también demuestra que, en el cine, la imaginación es el recurso más valioso.

the velocipastor

"The Velocipastor" es una oda al cine de explotación, una celebración del arte de contar historias sin importar cuán descabelladas sean. Nos enseña que, en el cine como en la vida, a veces lo más importante es simplemente lanzarse y ver qué pasa. En este caso, lo que pasa es una explosión de carcajadas, incredulidad y, si estás en la sintonía correcta, un nuevo culto cinematográfico al que rendir culto.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto

Recibe las noticias más importantes en tu email