¿Valen la Pena los Vehículos Eléctricos en Argentina? Un análisis crítico

Un análisis crítico sobre la realidad de los vehículos eléctricos en Argentina, la falacia de la ecología y los verdaderos precios de una tecnología imposible de adquirir

Tecnología 10 de junio de 2024 Jeremías Ruiz Jeremías Ruiz
12a1eb6a-f3d5-4142-819c-e52aee37d0a6
¿Valen la Pena los Vehículos Eléctricos en Argentina? Un análisis crítico

La reciente llegada de vehículos eléctricos al mercado argentino ha generado expectativas y debates sobre su viabilidad económica y práctica. Modelos como el Renault Kwid E-Tech y el Megane E-Tech se presentan como alternativas sostenibles, pero sus altos costos iniciales y las limitaciones de infraestructura plantean serias dudas para los consumidores locales.

Seguí leyendo si querés saber realmente los precios de estos vehículos y la falacia del discurso sobre ecología. Vas a saber si los eléctricos realmente representan una opción viable o sin solo son un mero discurso ecológico.

El nuevo Renault Megane E-Tech

Hace días solamente Reanult presentó el nuevo Megane E-Tech, un hatchback completamente eléctrico que promete combinar rendimiento y sostenibilidad. Equipado con un motor eléctrico de 160 kW (220 hp) y un par máximo de 300 Nm, este modelo ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en aproximadamente 7.4 segundos. La batería de 60 kWh proporciona una autonomía de hasta 454 km según el ciclo WLTP, y admite carga rápida de hasta 130 kW, lo que permite recuperar hasta el 80% de la carga en unos 30 minutos​.

El Megane E-Tech se jacta de un diseño moderno y un interior que utiliza materiales reciclados, demostrando el compromiso de Renault con la sostenibilidad. El interior incluye un conjunto completo de características tecnológicas, como un panel de instrumentos digital de 12.3 pulgadas, una pantalla táctil central de 9.0 pulgadas, compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, y un sistema de carga inalámbrica para smartphones​.

Por otro lado el Kwid Eléctrico que no necesita presentación más que la novedad de que es completamente eléctrico. Un pequeño vehículo urbano algo más sofisticado que el nacional Tito.

No hay mucha vuelta que darle a estas presentaciones de Renault. Estás maquinas no son más que autos igual a cualquier otro en su interior y en su confort, con la sola diferencia de que incorporan propulsión eléctrica. En ese sentido, la forma de conducir un vehículo a combustión con caja automática son mínimos respecto del eléctrico.

Precios y comparaciones

Quiero centrarme más en el Renault Megane E-Tech, que se vende por aproximadamente 76.000 dólares según una agencia local, lo que puede superar los 80 mil entre costos de transferencia y demás yerbas.

Su equipamiento y confort es realmente impresionante, pero su precio va en relación a eso?. Veamos el equipamiento del Megane E-Tech

  • Climatizador bizona
  • Velocidad crucero adaptativa
  • Frenado autónomo de emergencia
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Aviso de punto ciego
  • Alerta colisión frontal
  • Alerta de apertura de puerta ante tráfico trasero
  • Alerta de fatiga del conductor
  • 7 airbags
  • Isofix
  • Lectura de señales de tránsito
  • Asistente de arranque en pendiente
  • Estacionamiento autónomo
  • Frenado autónomo por tráfico cruzado

Se ve y se siente muy avanzado tecnológicamente pero eso no significa que no haya vehículos de combustión que se comparen.

Hoy día en Argentina, los vehículos chinos comienzan a ser una opción más que viable. Los vehículos de origen chino tienen más tecnología que la mayoría de sus competidores europeos, norteamericanos o japoneses y tienen valores a la mitad o menos. Existen opciones comparables al Megane E-tech a partir de los 30 mil dólares.

Por supuesto, sabemos que el mercado local aún desconfía tanto del origen como de los gobiernos que cambian las reglas a las importaciones, pero algunas igualmente están creciendo en todo Latinoamérica, demostrando su interés genuino en este mercado sureño.

Comparación Eléctrico Vs Combustión

Vamos a hacer un cálculo sencillo. Tomaremos el precio del Megane E-Tech y lo vamos a restar con el precio de uno similar a combustión interna, tomaremos para este caso un vehículo SUV importado que se vende hoy a 32 millones de pesos, unos 26 mil dólares a una tasa de cambio de 1230 pesos por dólar.

$76.000 - $26.000 = $50.000

Eso es lo que nos ahorramos si compramos un vehículo a combustión, nada más y nada menos que $50.000 dólares. Prácticamente, el Megane E-tech tiene un valor de 3 SUV importados.

Ahora, cuánto combustible le cargamos a ese SUV con $50.000 dólares? A misma tasa cambio serían $61.500.000 pesos, dividido el precio de la Nafta Infinia de YPF de hoy de $1256 por litro nos da casi 49 mil litros de nafta.

¿Cuánto consume el SUV que estamos comparando?
Un promedio mixto de 11 Km por litro. Multipliquemos Km x Litros y nos da que podríamos recorrer casi 540 mil kilómetros. Fin!

Es cierto que el eléctrico tiene menos desgaste y menos mantenimiento, pero también es cierto que en el montón de los $50 mil dólares que nos estamos ahorrando conviene pagar el service de filtros, aceite y correa de cualquier motor de combustión, y aún así nos sobra mucho dinero para hacer miles de KM.

El discurso sobre ecología

Lo primero que vas a notar en el Megane E-tech son sus asientos y tablero de tela. Resulta raro que un vehículo de ese precio no tenga mejor confort. El vendedor, ante tu comentario, va a decir que tanto el tablero como los asientos del Megane son de fibra de PET, un tipo de material reciclado de botellas de plástico, y que ese material hace más eficiente la climatización. Claro, en un eléctrico, todo debe ser super eficiente porque la batería es la que impulsa el climatizador y las ruedas.

En la teoría, se trata de un material que ayuda a reducir la basura contaminante del medio ambiente, en la práctica, obtener la fibra de PET implica altos costos energéticos y produce emisiones de CO2, pero es reciclable, aunque no biodegradable.

En términos de durabilidad, estudios demuestran que la fibra PET es prácticamente igual de durable que el cuero sintético, aunque también es cierto que es menos susceptible a los rayos solares, cambios de temperatura y requiere menos mantenimiento.

En términos de contaminación, sabemos que las baterías de litio requieren altos volúmenes de energía, agua y químicos para su extracción y fabricación, y que si bien son reciclables luego de que hayan agotado su vida útil en el vehículo, nuevamente lleva un proceso complejo y contaminante mientras que su utilidad posterior es de baja calidad ya que los componentes ya están degradados.

En términos generales, el vehículo eléctrico es menos contaminante que uno a combustión durante su uso porque no emite gases invernadero pero es importante que la energía que utilicemos para su carga también provenga de fuentes sostenibles como paneles solares, geotérmica u otras. Por otra parte, la fabricación del vehículo eléctrico es considerablemente más contaminante que uno a combustión por lo procesos de extracción de litio, cobalto, níquel y otros metales necesarios, solo el avance de la tecnología puede hacer más eficiente estos procesos y entonces sí tomaría la delantera en el discurso ecológico.

Eficiencia Energética y Mantenimiento

Los vehículos eléctricos son más eficientes energéticamente, con motores que convierten entre el 85% y el 90% de la energía de la batería en movimiento, comparado con solo el 20%-30% de eficiencia de los motores a combustión interna. Además, los costos de mantenimiento de los vehículos eléctricos son significativamente menores debido a la menor cantidad de piezas móviles y la ausencia de componentes como filtros de aceite, sistemas de escape y bujías.

Un desafío importante para la adopción de vehículos eléctricos en Argentina es la falta de infraestructura de carga rápida. Aunque el E-Tech puede cargarse completamente en unas pocas horas, la disponibilidad de estaciones de carga rápida es limitada, restringiendo su uso principalmente a entornos urbanos y viajes cortos.

¿Cuál es la conclusión?

A pesar de las ventajas en eficiencia energética y menores costos de mantenimiento, el elevado costo inicial de los vehículos eléctricos como el Megane E-Tech, junto con la falta de infraestructura de carga rápida en Argentina, limitan su viabilidad para el consumidor promedio. La diferencia de precio entre un vehículo eléctrico y uno de combustión interna podría cubrir una cantidad considerable de combustible, permitiendo recorrer distancias mucho mayores de las necesarias en la vida útil del vehículo.

Para muchos consumidores argentinos, especialmente aquellos que necesitan recorrer largas distancias o tienen un presupuesto limitado, la opción más práctica sigue siendo un vehículo a combustión interna. A menos que haya un cambio significativo en los precios de los vehículos eléctricos o una expansión rápida de la infraestructura de carga, los autos eléctricos seguirán siendo una opción aspiracional más que una solución práctica en el contexto actual de Argentina.

Te puede interesar
Lo más visto

Recibe las noticias más importantes en tu email