Región Oeste Región Oeste

Justicia x Mía: Fiscalía y pediatra encubridora frenan el caso

La familia de la presunta víctima de abuso sexual en el Colegio San José, apunta al MPA y una pediatra de Rafaela por el estado de inacción de la causa.

Rafaela 30 de julio de 2022 Región Oeste Región Oeste
foto reclamo

Ha transcurrido un año desde el momento en que el echo cobró relevancia en los medios y las calles de la ciudad de Rafaela. Conforme fue pasando el tiempo, los medios de la región y la provincia se hicieron eco del presunto caso de abuso sexual en las instalaciones del Colegio San José de la ciudad del oeste santafesino. La masividad que cobró el caso destapó los rumores de no tratarse de un caso aislado, más bien uno entre varios que pudo salir a la luz y transgredir el silencio complice del establecimiento católico y sus autoridades encubridoras. 

Hoy la causa mediante la cual se pide Justicia x Mía se encuentra detenida, en una especia de stand by que nadie puede explicar con precisión. La familia de la víctima resposabiliza directamente al Ministerio Público de la Acusación (MPA) y también a una médica pediatra, a la que se acusa de falsear una declaración para quitarle peso a la causa. 

“Esperemos que se rompa el pacto de silencio que hay”, indicó recientemente el padre la víctima en conferencia de prensa junto a la madre de la menor de 7 años y el equipo de abogados que acompañan a la familia: Paula Condrac, Lorena Adoratti y Guillermo Munné.

Los abogados querellantes y la familia de la víctima señalan que existe un blindaje del caso con el agravante de acciones que buscan tergiversar como se sucedieron en verdad los hechos. Proceder en el que, según los letrados, se encuentran involucrados los fiscales Capitanio, Burella y Vigo y la recientemente aparecida figura de la médica pediatra encubridora que dice haber revisado a la víctima.

En la citada conferencia de prensa la abogada Paula Condrac se explayó sobre los últimos acontecimientos del caso indicando que "vamos a contarles lo que hizo la médica pediatra y cómo descubrimos la prueba de sus falsedades para desviar la investigación".

Colegio San José

Según se pudo conocer, la médica pediatra buscó plantar una evidencia falsa que sirva para señalar como falsas  las denuncias en torno al delito sucedido en el baño del establecimiento educativo católico y poniendo en manos de la propia victima las lesiones en su cuerpo. 

En palabras de Guillermo Munné, abogado querellante:

La médica encubridora se aprovechó de que había atendido a la niña 20 días antes del abuso en la guardia de la Clínica Nacer por vómitos, claramente la intención era plantar una prueba falsa para crear la imagen de una niña que se autolesionaba al masturbarse.

Buscando salvarle el pellejo al presunto abusador del Colegio San José, pediatra y Fiscalía, remarcó Munné:

Nos quisieron hacer creer que la nena se masturbaba con un palo.

Así las cosas, el pasado jueves se llevó a cabo una nueva movilización en reclamo de justicia, frente las instalaciones del Colegio San José. 

En dicha instancia, hicieron uso de la palabra tanto el cuerpo de abogados querellantes como, representantes de organizaciones social y Vanesa y Gastón, padres de la víctima.

A su parte Gastón comentó:

Ayer pudimos contar la verdad, dónde estamos parados hoy en día. Es muy difícil, pero vamos a seguir luchando para que se respete la palabra de nuestra hija pero también para la de todos los chicos. A los amigos, a los familiares, no tengan dudas: será justicia. Tarde o temprano, será Justicia. Esperemos que se rompa el pacto de silencio que hay”.

En tanto, Vanesa añadió:

Ayer en la conferencia contamos como nos trataron o nos destrataron y como tomaron el caso. Esto va a volver a pasar. En esta escuela ya pasó varias veces. Vamos a seguir en la lucha y esperemos que esto se pueda derribar.

AS6WDQO4JFCXBIW2MU6UTZDICI (1)

Frente a esta situación, desde el medio local Empoderadas Rafaela, señalan una serie de interrogantes para seguir reflexionando en torno a lo sucedido y profundizar el pedido de justicia de la familia:

¿Por qué desde el MPA no se exigió el secuestro del teléfono de la médica partícipe? ¿Por qué la médica pediatra intento desviar la investigación plantando evidencia falsa? ¿Qué oculta y a quién encubre? ¿Por qué Bumaguin omite la existencia de las pruebas que la desmienten? ¿Por qué lxs fiscales se negaron a investigar a dicha profesional? ¿Por qué Capitanio y Burella cambiaron de parecer con respecto al testimonio de la niña? ¿Por qué Vigo no acepta ni desmiente que sus hijxs pertenecen al alumnado del colegio?

El falso testimonio de la pediatra encubridora

En la causa intervino una pediatra a la que la familia de la víctima señalan como encubridora por plantar falsas evidencias respecto de la causa que investiga el caso de abuso sexual en el Colegio San José de la ciudad de Rafaela.

Tal como señalaron los abogados querellantes en conferencia de prensa:

La médica declaró en la causa a fines de agosto, y dijo que 20 días antes del abuso, había revisado ginecológicamente a la niña víctima en la Guardia de la Clínica Nacer, describió las mismas lesiones que el ginecólogo y concluyó que la niña se había autolesionado y que le había recetado una cremita. 

La pediatra acusada de encubrimiento, afirmó en su declaración que, en el libro de guardia de la clínica figura que la menor ingresó por vómitos pero que dentro del consultorio la madre de la niña le comentó que realmente se encontraban allí por por una lesión vaginal. 

miCaso Mía: denuncian irregularidades y omisiones de Fiscalía

Para Munné, Condac y Adoratti las fiscales Favia Burella y Angela Capitanio:

a espaldas de la mamá y el papá de la niña, buscaron convencer a este equipo legal sobre el valor de lo aportado por esta médica encubridora. De habernos guiado por eso, la familia hubiese perdido nuevamente su representación profesional como querellantes.

Fueron los propios abogados querellantes quien descubrieron el accionar de la pediatra, ya que al atender a la niña veinte días antes del abuso:

suscribió de su puño y letra una receta con dos medicamentos, señalando en el diagnóstico que la niña padecía gastroenteritis aguda. No existieron ni revisación ginecológica, ni lesión vaginal, ni calcita ni cremita. Así lo probamos, presentando la foto de la nena en la sala de espera con una remera con manchas de vómitos y un pantalón pijama, suelto, a cuadros.

Debido al protocolo por Covid, la madre de la menor le había enviado esta foto al padre que aguardaba en el auto. Con ello se evidencia que la niña llevaba una vestimenta diferente a la indicada por la pediatra encubridora en su declaración ante el Ministerio Público de la Acusación.

Los querellantes, además de esta foto, aportaron la receta médica y el ticket de compra en la farmacia por Enterogemona plus ampollas bebibles x 1 caja e Ibuprefeno en suspensión pediátrica x1 unidad bajo el diagnóstico sellado y firmado de GEA (gastroenteritis aguda).

Te puede interesar

Lo más visto

Envío de noticias

Suscríbete para recibir las novedades periódicamente en tu email