“Es importante escuchar la palabra de los docentes”

Internacional 09 de diciembre de 2012 Por
La Ministra de Educación de Santa Fe, Claudia Balagué, dijo que es fundamental trabajar en el diálogo con todos los actores del sistema educativo. Esta semana se reunirá con los sindicatos. Sus propuestas.
Claudia Balagué asumió el lunes pasado como ministra de Educación de la provincia, tras el retiro de Letizia Mengarelli. Llega desde el ámbito universitario y del trabajo en la promoción de la ciencia y la tecnología y quiere que su gestión esté marcada por el acceso a las TIC y la preparación de los alumnos para el ingreso al mundo del conocimiento.


Sin embargo, también deberá enfrentar varios desafíos importantes como la reforma curricular que se está llevando en la escuela secundaria, la discusión con los sindicatos docentes y la posibilidad de garantizar el mínimo de días de clases que marca la ley y que promueve el Consejo Federal de Educación (CFE).


En diálogo con Diario UNO, la doctora en Bioquímica analizó el momento en el que llega a la cartera educativa, las necesidades del sistema escolar santafesino y cuál es la relación que buscará mantener
con los sindicatos docentes para lograr un inicio del ciclo lectivo 2013 sin inconvenientes.

 


—¿Cuál considera que es la principal debilidad del sistema educativo?

 


—Creo que nuestro sistema educativo es bueno, hay muchas cosas que se han hecho bien pero quedan otras por hacer. Queremos apuntar a mejorar la inclusión y, en particular, la inclusión digital de nuestros estudiantes y docentes que es importantísimo para poder desarrollarse con facilidad en lo que es hoy el marco de la sociedad del conocimiento. Así que me parece que debemos apuntar a eso, a la inclusión en todos los aspectos.

 


El próximo ciclo lectivo
Este año Santa Fe tampoco llegó a la meta de los 180 días de clases y quedó bastante lejos de la de 190 días que había marcado el Consejo Federal de Educación. En ese sentido, la ministra santafesino indicó que el desafío sigue vigente y que es una de las metas para 2013.

 


“Estamos trabajando en ese sentido. Estamos ajustando ya el cronograma para el año que viene con todo el equipo técnico del ministerio. Creemos que vamos a estar muy bien, arrimándonos muy cerquita
de los 190 días. Hubo algunas modificaciones en la planificación porque se sumaron algunos feriados pero vamos a estar cerca de la meta”, sostuvo la funcionaria.

 


—¿Es importante contar con esa cantidad mínima de días?

 


—Es importante pero no es lo único. Además de los días y las horas dedicadas al trabajo en el aula, hay que analizar el trabajo en el aula. Son muchísimos los aspectos que hacen a la calidad educativa. Por
supuesto que uno de ellos es el número de días de clases.

 


—Hace un mes la cartera educativa había coincidido con el Ministerio de Educación de la Nación en que se podía iniciar el ciclo lectivo 2013 el 25 de febrero ¿Eso sigue en pie?

 

—Sí. Estuve en la reunión del Consejo Federal de Educación esta semana y hay consenso para que todas las provincias iniciemos en esa fecha. Vamos a estar dentro de ese marco.

 


—¿También se ha definido un cierre de año para el próximo ciclo?

 


—No. Eso está librado a cada jurisdicción, a cómo ha podido llevar adelante el ciclo lectivo. Nosotros ya tenemos una propuesta de calendario que estamos cerrando durante la semana próxima.

 

La nueva escuela
Balagué llega a la cartera en un mes especialmente complicado. No sólo porque acaba de cerrar el ciclo lectivo sino porque las escuelas secundarias están en plena reestructuración en el marco de la aplicación de la ley de educación nacional. En ese sentido, en los establecimientos se están definiendo los bachilleratos que se ofrecerán, las cargas horarias y la redistribución de los docentes.


—¿Habrá cambios en ese proceso?


—Lo estamos evaluando con todos los equipos. Queremos tener además la mirada de los docentes, de la universidad y de los gremios. No podemos no considerar todas las voces para que el proyecto sea sólido. Toda decisión debe ser bien analizada. Ya hemos tenido, lamentablemente, alguna experiencia negativa que no podemos repetir como ha sido la ley federal de educación.


—¿Considera que ha faltado consulta y consenso en este cambio?


—No. Se ha trabajado en los foros y se han hecho rondas de consulta. Pero como hace pocos días que asumí todavía no tengo conocimiento profundo de todo lo que se hizo y me gustaría tenerlo antes de tomar una decisión.


—¿Pero, teniendo en cuenta los plazos, si hay cambios serán para implementar en 2013?


—No tenemos una definición todavía.

 

Buscar más diálogo
En relación a la posibilidad de plantear una reunión con los referentes de los sindicatos docentes, la ministra indicó que la misma será esta semana aunque falta definir qué día.


—¿Cuál será la agenda?


—Primero quiero presentarme y que ellos tengan la posibilidad de transmitir sus inquietudes de manera personal. Me parece muy importante que haya un diálogo personal. Además, sobre la discusión salarial del año próximo, agregó que pondrá su empeño para que este año se logre comenzar sin problemas el dictado de clases y que comenzará a trabajar en la discusión salarial: “Lo antes posible, no nos vamos a tomar vacaciones”.


Respecto a cuál es el punto que cree que podría mejorarse para que la relación con los sindicatos no sea tan tensa, sostuvo: “Creo que hay que profundizar el diálogo y el contacto permanente. Nosotros tratamos de tener una relación muy directa con los docentes pero también el gremio la tiene. A veces la palabra de los docentes puede venir de distintos lugares y es importante escucharla porque es el que está llevando adelante el proyecto educativo en el aula. Es el actor fundamental junto al estudiante”.

 


Los ministros y la política
El miércoles se realizó la reunión del CFE –órgano integrado por los ministros de Educación de la Nación y las provincias. Uno de los puntos que se trabajó en ese encuentro fue la extensión de obligatoriedad hasta la sala de cuatro años.


Consultada sobre la realidad de la provincia en ese tema, Balagué aseguró: “Estamos muy bien porque ya tenemos garantizado más del 70 por ciento de los niños de cuatro años ya incluidos en el sistema educativo.


Son cifras muy importantes pero, por supuesto, si llega un apoyo económico para desarrollar nuevas salas en los ámbitos en los que consideremos que es necesario”.


Durante la reunión, el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, también presentó a sus pares de las provincias un material de trabajo en las aulas que fue elaborado junto a Bernardo Kliksberg. Se trata de una propuesta pedagógica que coordinará el economista y estará destinada a las escuelas secundarias del país. El material fue cuestionado a nivel nacional porque puede ser considerado partidario Al respecto, Balagué detalló: “Enlo global considero que es interesante porque habla de incorporar aspectos de la ética a la educación y otras líneas que permiten conocer el contexto de los hechos. Es interesante porque no sólo lo disciplinar es lo que hace a la formación de un niño o un joven. Pero por supuesto estamos muy atentos a ver si hay una mirada partidaria en los documentos.


En esos casos no estaríamos de acuerdo, nos parece que la formación debe ser global y que se deben construir todas las miradas para que el estudiante pueda desarrollar su mirada crítica. Lo más importante es generar en los estudiantes un juicio crítico y valorativo de las distintas miradas. A eso tenemos que apuntar, a formar ciudadanos reflexivos”.


—El debate sobre la política partidaria en las escuelas ha sido una constante este año, no sólo por lo que pasó en Buenos Aires sino por casosdenunciados en Rosario y el video de los chicos de Los Amores, ¿cuál es su postura al respecto?


—Yo creo que la política partidaria no debe estar incluida. Sí deben estar incluidas las miradas del mundo. La mirada política. Hay muchas líneas de pensamiento que por supuesto deben estar en la educación. Pero no creo que deba haber propuestas partidarias.


—Otro de los puntos destacados de la reunión del CFE fueron las críticas del ministro Sileoni al sistema de pruebas PISA (un examen internacional que mide los conocimientos de los estudiantes en las cuatro áreas básicas) por considerar que puede no ser representativo de la realidad educativa, ¿cuál es su opinión sobre esas evaluaciones?


—Hay muchos exámenes de esa índole que organizan rankings de calidad educativa. Pero creo que la evaluación de los alumnos y del sistema educativo no puede pasar por esos listados que muchas veces no consideran la realidad de la región



Agenciafe/Diario UNO 

Boletín de noticias