¿Quién vió al elefante rosa?

La secuencia pertenece a un video de humor que está en YouTube (La broma del elefante rosa) pero viene tan a cuento, que ni pintado. Cuando vemos diariamente las agendas de los medios hegemónicos recordamos inevitablemente las advertencias de Cristina Fernández: no distraernos, porque mientras nos distraen, pasan los elefantes por atrás.

Opinión @Greta_Romario 17 de enero de 2016
elefante%2Brosa
elefante%2Brosa%2B3
elefante%2Brosa%2B4
Ayer en las redes se daba una infrecuente repetición del nombre del ex vicepresidente, Amado Boudou, seguido del epíteto "chorro", de la frase "el boliche de Boudou", y alguna otra referencia. Infrecuente por no mencionar la campaña demoledora en su contra por años, que culminó con su procesamiento por una causa compleja y difícil de entender, pero que lo transformó en el símbolo de la "corrupción K". No trataremos hoy aquí ese tema en particular, pero la aparición de la persona de Boudou en los ataques de las redes sociales era la consecuencia de una nueva operación. Es decir, una estrategia para ser utilizado con un fin particular.
Entre el TÍTULO y la BAJADA, sumaban al menos cuatro MENTIRAS y el  remate de la bajada que era una conclusión condenatoria sobre el uso de los "recursos públicos".
El tema del armado de noticias mentirosas o inexistentes de parte de Clarín no es novedoso. Fue una constante a lo largo, sobre todo, de los dos períodos presidenciales de Cristina Kirchner. Ni qué hablar que, ninguno de esos periodistas/diarios que armaron esas mentiras transformadas en "tapas" o en "investigaciones" (devenidos en operaciones con fines concretos), se retractaron jamás ni desdijeron ni disculparon, pero tampoco derivaron en denuncias, censuras y persecuciones al estilo "caza de brujas" de dichos periodistas, como sí está ocurriendo en la era Macri. Derivaron en quejas, reclamos, reproches y "escraches" públicos hechos por la Presidenta, que fueron tomados en su momento como "persecuciones", llevadas incluso por algunos de estos operadores periodísticos ante la OEA, que simplemente se limitó a preguntarles si, en realidad, lo que hacía el gobierno no era ni más ni menos que responder a esos ataques, en lugar de hacer silencio. 
Las mentiras.
1) Lo del armado del "boliche bailable suena tan estrambótico y escandaloso, que cualquiera habría reaccionado con indignación (Melconian dijo que Boudou había armado un "boliche bailable".) Se supone que el actual presidente del BCRA habría descubierto semejante bochorno al recorrer las dependencias del Banco (donde el ex vice tenía su despacho), pero, curiosamente, no hay NINGUNA FOTO que testimonie el hallazgo. En tiempos de selfies y registradores fotográficos espontáneos con teléfonos celulares que todo el mundo tiene, es muy curioso que no exista esa foto. (Como no existe la foto que conectaría a Boudou con su supuesto testaferro Van der Broele y que aun así lo llevó a su procesamiento por el caso Ciccone. Pero ése es otro tema). Sí en cambio existe una foto que tomó (ella o su acompañante) la periodista Mercedes Ninci (empleada de Clarín) y que sí se vio:
Éste es el tuit de la periodista, acompañado con FOTO, donde además de mentir acerca del "desorden TREMENDO" que no se ve, NADA DICE acerca del supuesto "boliche" que Melconian dice que encontró pero que nadie registró. Por otro lado, hay que ser muy estúpido para creer que Boudou, sabiendo cómo lo persiguieron y seguirán haciéndolo (mientras puedan usarlo para pegarle a Cristina Fernández), va a dejar a los buitres de la prensa una prueba tan flagrante de su supuesto despilfarro de los bienes públicos. Algo parecido había ocurrido con un yacuzzi que, según estos mismos medios, Boudou había instalado en su despacho. Luego que la indignación generada llegó a los creyentes de Clarín, una esperada reacción llevó a que, un joven votante en día de elección, insultara a Boudou acusándolo por este tema. Boudou habló con él, y lo llevó EN PERSONA a conocer su despacho, para que comprobara con sus propios ojos que allí NO HABÍA NINGÚN YACUZZI... Esperemos que este joven haya, por fin, abierto sus ojos para que Clarín no lo distrajera nunca más con sus mentiras de LO IMPORTANTE y lo REAL. Me queda todavía la duda de, si realmente, Melconian dijo lo que dicen que dijo, o si éso también fue un INVENTO de Clarín...
2) Las mentiras sobre el helipuerto en Tecnópolis se trata nada más que de un espacio para que aterrice un helicóptero (dado que la Presidenta asistía con frecuencia al predio, y dado el tamaño del mismo) algo que no debería por qué resultar extraño ni mucho menos escandaloso. Y el "camarín presidencial", un pequeño espacio de 2x2 donde, eventualmente, cabía un sillón y había un botellón de agua, y el espacio era para todos. Así lo cuenta Javier Castrillo (del programa Conectar Igualdad) en Twitter:
Pero el remate es lo que brinda contexto a las mentiras "escandalosas" de título y bajada: todo abona la idea del "despilfarro de los bienes públicos", que  justifica la "limpieza" impiadosa de empleados estatales de cualquier organismo o servicio, las acusaciones de ñoquis y militantes "grasas", el maltrato e incluso, la represión de los que reclaman, como pasó en la Municipalidad de La Plata, luego de miles de despidos que no pudieron justificar, salvo con esa campaña despreciable hacia los trabajadores a los que ni siquiera tienen la humanidad de tratar como personas. Para poder desguazar el Estado achicando "gastos innecesarios y superfluos", deben primero demonizar a quienes serán las primeras víctimas. No sea cosa que la indignación social les ponga palos en la rueda al plan de exterminio.
Sin embargo, mientras todos los indignados reaccionaban, una vez más, contra el ex vice Boudou haciendo estallar las redes sociales, y por supuesto extendiendo la indignación hacia todo el gobierno y Cristina Fernández, la NOTA que sigue a continuación no tiene NADA QUE VER con el contenido de Título y Bajada. Pero NADA, eh? Ni ampliación, ni testimonio, ni foto, NADA. El tema real de la nota es, y por allí pasa el ELEFANTE ROSA que NADIE VIO (¿no quiere ver?) los ANUNCIOS ECONÓMICOS del Ministro de Hacienda, el facilitador de evasores y ex empleado de la JPMorgan, Alfonso Prat Gay (el que no le teme al descalificativo fácil y brutal como llamar "grasa de la militancia" o de hablar de que "la basura no es nuestra, pero la vamos a limpiar" o que, hace un tiempito, hablaba de los "caudillos del interior, norte o sur, de pequeñas ciudades, que nadie conoce y que luego vienen y se quedan con todo el poder"...). ÉSE es el ministro que reemplaza a Axel Kicillof, el que propone en sus anuncios "metas de inflación", achique del Estado, inflación que no van a dar conocer pero que ellos van a controlar, el mismo que dijo que, en las paritarias, antes que pedir aumentos de sueldo (para compensar la inflación generada por la DEVALUACIÓN que ÉL MISMO anunció) tendrían que pensar en conservar el empleo. EXTORSIÓN simple y directa, que en otros tiempos, hubiera desatado un PARO GENERAL de los gremios más combativos...al gobierno K. Ahora se los ve bastante modositos y reflexivos... Como pensando QUÉ HACER para no quedar entrampados.
Y como final glorioso para el paso del ELEFANTE ROSA que Clarín no quería que se viera, algunos detalles acerca de la "negociación" con los fondos buitre que funcionarios del gobierno PRO están empezando a llevar adelante y que, según Prat Gay, nos trajo más problemas por no haber arreglado con los buitres que si hubiéramos arreglado. Bueno, ellos no los llaman buitres: son tenedores de bonos no reestructurados, o algo así... 
Lo más extraño de todo el tema no es tanto que Clarín y sus acompañantes de otros medios intenten de manera tan burda disimular un tremendo elefante haciendo como el tero, para llamar la atención sobre OTRA COSA, sino que haya lectores que NO SE DEN CUENTA o que NO QUIEREN VER, semejante elefante pintado de rosa, disimulado por los gritos del tero indignado, y que no hacen más que inflar su indignación. Es evidente que, tanto esfuerzo de enmascaramiento, no hace más que DESTACAR aquello que quieren ocultar. Aun así, hay mentes predispuestas que optan por no percatarse de lo evidente.
Mi conclusión (que no es sólo mía, claro) es que no se trata de que Clarín manipula a mentes desatentas o desinformadas. Estas mentes ya existían, y estaban antes, por encima y más allá de Clarín. De lo contrario el trabajo de demolición de Clarín no habría llevado al resultado electoral que condujo, y le habría resultado más difícil de convencerlos de elegir lo que eligieron.
Los que se indignaron con el "despacho de Boudou" son los mismos que, aun cuando admitan que las medidas y atropellos del gobierno de Macri los van a perjudicar (o ya los está perjudicando) él no fue más que OTRA víctima de la inoperancia, la corrupción, y el despilfarro de los dineros públicos perpetrados por el gobierno K. No sirve de nada tratar de demostrar lo contrario, o querer mostrarles las contradicciones de sus afirmaciones: solo repiten las "verdades" que Clarín les cuenta, y con eso se manejan por la vida. Aunque les pasen 100 elefantes rosa por delante, seguirán diciendo (y pensando) que los elefantes rosa no existen
Para cerrar (y para no poner en mis palabras afirmaciones tan enfáticas), les dejo un video que circuló en las redes y que resume mi pensamiento sobre este tema. Puede resultar gracioso o simpático, pero es muy descriptivo y explica, al menos en parte, el resultado de operaciones mediáticas sobre estas mentes predispuestas y el resultado del último ballotage. 
A continuación, la auto crítica de una mujer cordobesa kirchnerista

Te puede interesar