Región Oeste Región Oeste

De Ushuahia hasta la Quiaca corriendo

Martín Rodríguez realiza un travesía con el objetivo de recorrer el país de punta a punta, al trote. Largó en Ushuaia y terminará pronto en La Quiaca

Argentina 31 de mayo de 2016 Región Oeste
Martín Rodríguez

Desde su partida en Usuahia, Martín tira de un carro en el que lleva todo lo necesario para acampar a la orilla de la ruta cuando completa los 30 kilómetros diarios de la carrera que inició el año pasado para recorrer de punta a punta el país. Su objetivo es combatir el estrés y ayudar a los habitantes más carenciados de Tandil, Buenos Aires, donde nació hace 25 años. El joven cuenta que estuvo internado por un pico de estrés que lo llevó al hospital y le llevó varias semanas recuperarse. Durante su larga recuperación, asegura que soñaba que corría sin parar. Por eso, cuando le dieron el alta decidió hacer realidad ese sueño. 

Martín contó que los vecinos de Tandil compraron los bonos de la rifa que organizó para recaudar fondos para la travesía y que su padre hasta pidió un préstamo de dinero para colaborar con su sueño. Esta ayuda recibida fue lo que lo motivó a darle un tinte solidario a su carrera por el país. Se contactó con la gente de Red Solidaria Tandil para organizar una campaña de ayuda para los más carenciados de su pueblo. "Por cada kilómetro que corro, alguna persona o institución de Tandil dona un alimento que luego se distribuirá entre los que menos tienen. Mi novia es la encargada de contarme todos los días cómo va la campaña", dijo.

Antes de iniciar la carrera diaria, Martín se toma su tiempo para alongar y cerciorarse de haber cargado en el carro la carpa, la bolsa cama, el anafe, un poco de carne, un paquete de fideos, varias frutas y verduras, y al menos 30 litros de agua, suficientes para alimentarse durante el día siempre que la zona en la que parará para descansar esté habitada. "A veces me tocó acampar en lugares donde no hay nada ni nadie a kilómetros a la redonda por eso me gusta llevar todo lo necesario en el carro. Pesa unos 60 kilos y a veces se me hace muy difícil empujarlo, pero saco fuerzas de donde no hay para seguir y cumplir la meta", dijo. 

Envío de noticias

Suscríbete para recibir las novedades periódicamente en tu email