Transfirieron la Subsecretaría de Protección Contra la Violencia de Género al Ministerio de Justicia

El ex Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, que había pasado a Capital Humano, fue transferido bajo la órbita de la cartera a cargo de Mariano Cúneo Libarona

Sociedad
Ministerio_de_Justicia_y_Derechos_Humanos
Fue transferido bajo la órbita de la cartera a cargo de Mariano Cúneo Libarona

El Gobierno Nacional ha anunciado importantes cambios estructurales dentro de su administración, transfiriendo la Subsecretaría de Protección Contra la Violencia de Género del Ministerio de Capital Humano al ámbito de la Secretaría de Justicia. Esta medida se formalizó mediante los decretos 450 y 451/2024, publicados esta madrugada en el Boletín Oficial.

La reasignación de la Subsecretaría responde, según el decreto, a "razones de gestión" que hacen necesario que las acciones en materia de prevención y erradicación de la violencia de género y la asistencia integral a las víctimas pasen del Ministerio de Capital Humano al Ministerio de Justicia.

Esta decisión, respaldada por la firma del presidente Javier Milei y todo el Gabinete, también implicó una modificación en la Ley de Ministerios para facilitar la transferencia del área.

Anteriormente, esta Subsecretaría formaba parte del ex Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, una cartera creada durante el gobierno de Alberto Fernández. Sin embargo, con la asunción de Milei, este ministerio fue degradado a subsecretaría, redistribuyendo su presupuesto, personal y unidades organizativas a otros ministerios, en este caso, Capital Humano.

La Subsecretaría de Protección Contra la Violencia de Género ahora tiene como objetivos en el Ministerio de Justicia: intervenir en la implementación de las políticas públicas para la prevención y erradicación de la violencia de género, coordinar acciones con otras jurisdicciones y entidades del sector público nacional y provincial, y fomentar la cooperación con instituciones de la sociedad civil.

También se encargará de recibir demandas de organizaciones civiles, promover el diálogo entre sectores públicos y privados, y generar herramientas de análisis y documentos de gestión relacionados con la temática de género y violencia de género.

En paralelo, el Gobierno ha disuelto el Instituto Nacional de Juventud (INJUVE), una institución creada durante la administración de Mauricio Macri y dependiente del ex Ministerio de Desarrollo Social.

Las competencias de este instituto han sido transferidas a la Jurisdicción correspondiente, siguiendo la prioridad del Gobierno de gestionar los recursos del Estado con criterios de eficacia, eficiencia y economía.

El Ministerio de Capital Humano, a cargo de Sandra Pettovello, ha visto ampliadas sus responsabilidades. Ahora tiene como objetivo gestionar políticas destinadas a jóvenes, promover su participación comunitaria y compromiso público, y fortalecer su reconocimiento como sujetos activos de derechos.

También buscará articular la intervención de organismos gubernamentales en problemáticas juveniles, incluyendo la capacitación en oficios, primer empleo, terminalidad educativa, prevención de adicciones y violencia institucional, entre otras.

La Subsecretaría de Políticas Sociales, bajo la misma cartera, se enfocará en asistir al Consejo Federal de la Juventud, proponer programas que fomenten valores como la solidaridad y la responsabilidad, y coordinar la intervención de organismos gubernamentales en cuestiones juveniles.

Estos cambios reflejan la intención del Gobierno de reorganizar y optimizar la gestión de áreas críticas para la sociedad, ajustando las estructuras administrativas y reasignando recursos para una mayor eficacia en la implementación de políticas públicas.

Te puede interesar
Lo más visto

Recibe las noticias más importantes en tu email